fbpx

Nuestros hábitos son costumbres muy arraigadas que forman parte de nuestro día a día. Por eso, analizarlos y calificarlos como buenos o malos puede resultarnos tan complicado. Si este es también vuestro caso, quedaros. En Escuela ELBS Latinoamérica os explicamos cómo podéis comer saludable de manera sencilla. Además, con nosotros podrás formarte en este ámbito con nuestra Maestría Internacional en Dietética y Nutrición + Maestría Internacional en Coaching Nutricional.

Cómo comer saludable: 5 consejos

Adquirir unos buenos hábitos de alimentación saludable es de vital importancia para tener un buen estado de salud. En este sentido, aquí os dejamos con 5 consejos para que comer saludable no sea un rompecabezas. Incorpora poco a poco estos cambios en tu rutina diaria.

1-. Cambia tus snacks

Se considera un producto como ultraprocesado cuando podemos contar más de 3 o 4 ingredientes de procedencia natural en su etiquetado. Olvídate de ellos para tus snacks. Prioriza las piezas de fruta y consume frutos secos. Sus nutrientes son mucho más saludables que los de los ultraprocesados industriales.

2-. Más agua

Junto a los alimentos sólidos, el agua es imprescindible para nuestro cuerpo. Sustituir su consumo por otros líquidos como las bebidas alcohólicas, los refrescos o los zumos no es buena idea. Se recomienda consumir, al menos, 8 vasos de agua al día. Si estás muy alejado de esta cifra, puedes empezar a sumar un vaso cada dos semanas hasta acostumbrarte a ello.

3-. Verduras, frutas y hortalizas

Estos tres alimentos deben ser la base de tu dieta. Para comer saludable, empieza a consumir hortalizas, frutas y verduras como la parte más importante de todas tus comidas. Puedes acompañarlas con pequeñas porciones de carne, pescado o sustituirlas puntualmente en tu semana por un semillas (arroz) o pasta (integral siempre que sea posible).

4-. Lácteos

El consumo de lácteos es también muy importante. No hay preferencias en cuanto al tipo de lácteo: puedes consumirlo en forma de leche, en forma de queso o en forma de yogur. Se recomienda, por lo menos, consumir diariamente uno de estos productos, preferentemente descremados o desnatados.

5-. Sal, azúcar y grasas

Evitar alimentos con altos contenidos y niveles de grasas saturadas, sodio (Sal) o azúcares añadidos. Como siempre, es siempre una mejor elección cualquier alimento de origen natural que pueda aportarte nutrientes de calidad y valiosos para tus funciones corporales.

En este sentido, es también recomendable que reduzcas el uso de la sal y el azúcar como añadidos en tus comidas o bebidas. Por ejemplo, evita echarle azúcar a tu café o abusar de la sal cuando cocines (puedes sustituirla por especias).