fbpx

Aunque suene increíble, hay aún muchas personas que desconocen qué es la comida chatarra y cuáles son los peligros para la salud que entraña su consumo excesivo. Si tú tampoco sabes muy bien a qué hace referencia este concepto y qué peligros tienen, quédate. Hoy te lo explicamos todo en un artículo. Además, recuerda que Escuela ELBS podrás estudiar la Maestría Internacional en Dietética y Nutrición.

Qué es la comida chatarra

La comida chatarra es una clase de comida con altas concentraciones de calorías, grasas saturadas, azúcares añadidos, colesterol o sal. También conocida en otros lugares como comida rápida o comida basura, la comida chatarra es un tipo de comida preparada que suele ser de consumo rápido y que, lejos de saciar y aportar nutrientes, genera adicción, y estimula el apetito y la sed.

A pesar de los peligros de consumir comida chatarra, este tipo de comida es muy accesible. Asimismo, las grandes marcas que comercializan este tipo de comida tienen grandes campañas de publicidad que nos muestran unos beneficios que ocultan los peligros.

¿Por qué se llama comida chatarra o basura?

La comida chatarra es conocida en inglés como ‘junk food’ y en España como ‘comida basura’. Sea como sea, todos estos conceptos hacen referencia a la comida pensada para venderse en grandes cantidades y rápidamente en los restaurantes. Para conseguirlo, se pre-cocinan, añaden una gran cantidad de aditivos y se usan métodos de cocción rápidos y poco saludables.

Algunos alimentos que se consideran comida basura son las patatas fritas, las hamburguesas no caseras, los nuggets, hot dogs, refrescos o pizzas precocinadas. En resumen, productos que suelen ser bastante accesibles y económicos y que aportan calorías, aditivos, grasas excesivas.

Peligros de la comida chatarra

1-. Cansancio y fatiga

Podríamos pensar que comer comida chatarra nos da más energía, por su alto contenido en calorías y grasas. Sin embargo, esta comida nos aporta cansancio o sensación de fatiga, convirtiendo la digestión en un proceso tedioso y dándole malos nutrientes a nuestro cuerpo.

2-. Depresión

Mantener una correcta alimentación hace que nuestros niveles hormonales estén equilibrados y estables. Esto se relaciona directamente con nuestras emociones y nuestra salud mental. Consumir comida chatarra recurrentemente podría desequilibrar nuestros niveles hormonales y aumentar las posibilidades de sufrir depresión.

3-. Enfermedades cardiovasculares

Una dieta poco equilibrada es uno de los factores de riesgo de padecer sobrepeso, obesidad y diabetes tipo 2. Al tomar comida basura e ingerir una gran cantidad de calorías, grasas y azúcares añadidos, nuestro cuerpo experimenta grandes picos de azúcar en sangre. Proveer a nuestro cuerpo de un flujo constante de glucosa es un gran riesgo de diabetes.

4-. Carencias nutricionales

Las altas cantidades de grasas, azúcares y otros aditivos hacen más evidente la falta de ciertos nutrientes.. Nuestro cuerpo necesita un equilibrio determinado para funcionar correctamente.