fbpx

Elementos de interiorismo, reformas y de interacción social. La arquitectura de interiores es una tendencia al alza que no deja de ganar nuevos profesionales e interesados. Si no sabes muy bien qué es ni cómo funciona, has llegado a buen puerto. Te contamos como funciona la arquitectura interior y además, te recordamos que en nuestra escuela podrás formarte en interiorismo con nuestra Maestría Internacional en Interiorismo y Decoración de Interiores + Maestría Internacional en Diseño de Interiores y 3D.

Arquitectura de interiores: definición

Todos conocemos a qué se refieren los conceptos de decoración de interiores, interiorismo o reformas. Sin embargo, somos muchas las personas que, al oír por primera vez el concepto de arquitectura de interiores nos preguntamos a qué hace referencia exactamente. Y es que este concepto es relativamente novedoso y está tomando una relevancia imparable.

La arquitectura de interiores es una disciplina que se ocupa de la reconfiguración y rediseño de espacios previamente existentes. Su máximo objetivo es reaprovechar edificios y espacios para nuevos usos distintos a los que se le había dado hasta el momento.

¿Cuándo se aplica la arquitectura interior?

Cuando un edificio deja de cumplir las necesidades o expectativas para las que estaba pensado, hay dos opciones tradicionales. Una es “abandonar” el edificio para buscar un nuevo espacio que sí se adapte y la segunda es demolirlo y alzar un nuevo edificio que cumpla otras características. Pues con la arquitectura de interiores, aparece una nueva premisa.

Con la arquitectura interior podemos mantener el edificio y readaptarlo para que nos permita seguir usando sus instalaciones y espacios. ¿Qué tipo de adaptaciones se pueden aplicar cuando hablamos de arquitectura de interiores? Pues podemos hablar de modificaciones simplemente “utilitarias” como la instalación de barras de sujeción, barandillas o ascensores hasta la completa remodelación de espacios, habitaciones, tabiques o organización de espacios.

Diseño de interiores y arquitectura interior: binomio inseparable

Tener una formación en diseño y decoración de interiores es uno de los pilares básicos para darle a los espacios re-formados y re-pensados un nuevo enfoque. Tanto arquitectos de interiores como diseñadores, que muchas veces son la misma persona, trabajan codo a codo para dotar a los nuevos espacios un sentido de utilidad perfecto.

Y es que tanto los espacios pensados por un arquitecto de interiores como los espacios pensados por un interiorista deberán cumplir las siguientes características:

  • Espacios seguros. El arquitecto de interiores deberá tener conocimientos de arquitectura en caso de hacer una reforma profunda del edificio o espacio. Lo mismo para el decorador, que deberá tener un mínimo conocimiento para asegurar que la estancia pensada será segura tanto para adultos y, sobre todo, si es infantil.
  • Estético. Parte imprescindible para el decorador de interiores y relevante para el arquitecto interiorista. El espacio que diseñe, además de ser seguro, debe cumplir con algunas pautas estéticas para que su utilidad se combine con un diseño acorde, que proporcione confort y tranquilidad.
  • Útil. El principal objetivo de la arquitectura de interiores es darle a un edificio o espacio una nueva utilidad, que se ajuste a las necesidades de los usuarios y que se ajuste a las medidas de seguridad y diseño anteriormente mencionadas.