fbpx

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y el que está más expuesto al mundo exterior. Por ello, cuidarla y protegerla es de vital importancia para nuestra salud y bienestar. Y, porqué no, también para nuestra belleza. Si tu también te preguntas cuáles son los mejores pasos para una rutina facial efectiva, sigue leyendo. Además, recuerda que en Escuela ELBS Latinoamérica podrás formarte en dermatología. Echa un vistazo a nuestra Maestría Internacional en Dermatología.

Rutina facial diaria para el cuidado de tu piel

Una rutina facial completa y eficaz no debe ocuparte más de 5 minutos diarios. Se acabaron las excusas, estos son los pasos fundamentales que debes dar de manera diaria para tener una piel bonita y sana. Toma nota y empieza a cuidar tu piel desde ahora mismo.

1-. Elimina impurezas y suciedad

Como ya hemos comentado anteriormente, nuestra piel es el órgano más expuesto a la contaminación y el mundo exterior. Por eso el primer paso de tu rutina facial debe ser la limpieza. Tanto si usas maquillaje como si no lo haces, eliminar las impurezas y residuos que se acumulan en nuestra piel es imprescindible. En tu rutina facial, incluye un par de días a la semana en los que realizar una exfoliación. Y a continuación, con la piel limpia superficial y profundamente, vamos al segundo paso.

2-. Tónico facial o sérum

Líquido como el agua, el tónico facial es el segundo de los pasos de tu rutina facial que debes aplicar. Este producto te ayuda a cerrar los poros y equilibrar el pH de tu piel. Puedes usar el tónico o el sérum, un producto que puede ayudarte a “paliar” situaciones específicas gracias a los principios activos que contiene.

3-. Contorno

Presentado en una fórmula más ligera que la crema, el tercer paso que deberás aplicar es el contorno de ojos y labios. Aplícalos cuando la piel esté limpia y seca y, en el paso siguiente, sella su efecto.

4-. Crema hidratante

No nos cansaremos nunca de repetirlo, tener la piel hidratada correctamente es de vital importancia. Independientemente de si vas a usarla con otros fines: antiedad, antimanchas o reafirmante, asegúrate de que sea hidratante. Paralelamente, aplicar en el tercer paso este producto cremoso te ayudará a sellar los nutrientes y cosméticos anteriores.

5-. Protección solar

Sí, la protección solar debe estar siempre incluida en tu rutina facial, sea invierno, verano, otoño o primavera. Aunque sea el paso más olvidado, debes tener en cuenta que, incluso los días nublados, los rayos UV afectan a nuestra piel. Evita el envejecimiento prematuro y otros efectos adversos. Además, si sueles usar maquillaje de día, este punto de tu rutina facial ya puede incluir tu base. Elige un producto de protección solar que ya incluya color.