fbpx

Son muchas las personas que creen que la prevención de lesiones solo se dirige a los deportistas de alto rendimiento o asiduos. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La prevención de lesiones se puede dirigir a deportistas, a personas sedentarias o a trabajadores “sedentarios”, y a cualquier clase de persona. ¿Te preguntas qué es la prevención y cómo puede practicarla cada grupo? Te lo contamos en este artículo. Además, recuerda que en nuestro centro podrás formarte con nuestra Maestría Internacional en Auxiliar de Clínica de Fisioterapia. Pide información sin compromiso

Prevención de lesiones: descripción y tipos

La prevención de lesiones son las actividades, ejercicios o herramientas utilizadas para evitar riesgos en nuestra salud y bienestar corporales. En este sentido, se pueden aplicar diferentes tratamientos o medidas para diferentes personas con sus casos particulares.

Aún así, antes de ver cómo se puede poner en práctica la prevención de lesiones, debemos hablar sobre las dos principales tipologías de la prevención. Son, por un lado, la prevención de lesiones primaria, enfocada a evitar que se lesionen personas que nunca antes se han lesionado. Y, por el otro, la prevención secundaria, enfocada a evitar que se produzcan lesiones de nuevo.

Practicas para prevenir lesiones

A continuación, analizamos cuáles son las principales prácticas usadas en la prevención de lesiones. En cada una de ellas también veremos para qué colectivos están más indicadas. Toma nota.

Estiramientos y calentamiento

Son el método más famoso e importante para el colectivo deportista. Nunca es buena idea empezar a practicar cualquier disciplina deportiva sin un calentamiento previo. Es incluso recomendable que calientes antes de hacer estiramientos. Y, por supuesto, es igual de recomendable que estires y vuelvas a la calma una vez acabes tu ejercicio o actividad.

Si eres una persona sedentaria, no practicas deporte o quieres empezar a practicarlo ahora, establece el calentamiento, los estiramientos y la vuelta a la calma como obligatorios. Así evitarás sobrecargas musculares o lesiones.

Preparación física

Sea cual sea nuestro estado físico debemos ser conscientes de nuestros límites. La mayoría de lesiones deportivas se producen al final de las sesiones. Esto se podría evitar habiendo recibido una correcta preparación física o, en su defecto, habiendo limitado nuestro entrenamiento.

Vendajes, férulas o equipos protectores

Son todos los elementos que podemos sumar a nuestro cuerpo y que nos permiten una buena prevención de lesiones. Por ejemplo, si vamos a practicar ciclismo, será el casco. Pueden ser también muñequeras, coderas o rodilleras. Incluso protectores oculares y para la boca.

Posturas y corrección corporal

Si buscas como prevenir lesiones sin relacionarlas con el deporte, te interesará este punto. Es uno de los más importantes para todos los colectivos, pero sobre todo para aquellas personas que tienen un trabajo sedentario o que no adoptan una buena posición corporal. Aprender a sentarnos sin cruzar las piernas, apoyando la espalda o enfocando nuestro peso nos evitará lesionarnos.

Fortalecimiento con ejercicios

Una manera de fomentar la prevención de lesiones es, precisamente, haciendo ejercicio, deporte y fortaleciendo nuestra musculatura. Y es que muchas lesiones podrían evitarse si tuviéramos un buen estado físico. En este punto, eso sí, será imprescindible una buena técnica. Por ello, te recomendamos que cuentes con un entrenador personal especializado.