fbpx
00 34 91 005 92 36 comercial@escuelaelbs.lat
  • Português
  • 0 elementos

    Tener una buena memoria es de vital importancia para el bienestar y la plenitud de las personas. Sin embargo, esta habilidad es aún mas relevante para aquellas personas que se dedican al mundo artístico y creativo. En este sentido, aparece el concepto de memoria musical, una habilidad que toma una relevancia aun mayor para las personas que se dedican a la música. Si a ti también te apasiona, no te pierdas nuestra Maestría Internacional en Musicoterapia. Y acompáñanos, te proponemos algunos ejercicios para potenciar la memoria musical, toma nota.

    Memoria musical: qué es

    Aunque el mismo concepto transmite a qué hace referencia, podemos decir que la memoria musical es la habilidad de los músicos por retener, recordar o rememorar piezas, fragmentos o pasajes musicales para su correcta interpretación posterior. Asimismo, podemos encontrar que, dentro de la memoria musical existen diferentes tipos de memoria música.

    Así, dependiendo de la figura profesional, algunas personas desarrollarán mejor un tipo de memoria musical que otra. Por ejemplo, el director musical es capaz de almacenar obras completas y detalladas en su memoria. Mientras que el trompetista, seguramente, desarrollará mejor su memoria táctil, que le ayudará a recordar mejor sus digitaciones.

    Además, como ocurre con otras capacidades humanas, la memoria musical es una habilidad de la que se puede disponer de manera innata o, por lo contrario, que puede ser trabajada, desarrollada y practicada para mejorarla. Para ello, musicalmente, se pueden practicar tres modelos de potenciación de esta memoria. Los vemos a continuación.

    Tipos y técnicas de memorización musical

    Podemos hablar, en total, de hasta siete tipos de memoria musical, dependiendo de la práctica musical que ejerzamos. Así, distinguimos entre memoria muscular y táctil. memoria auditiva externa e interna, memoria visual, memoria rítmica, memoria nominal, memoria emocional y memoria analítica. Todas ellas, involucradas en mayor o en menor medida en diferentes ámbitos.

    Los tres principales métodos de memorización que se utilizan en la actualidad son: la técnica mecánica, la técnica artificial o la técnica racional. A continuación analizamos una a una estas estratégicas.

    1-. Técnica mecánica. No tiene más secreto que el de repetir, repetir y repetir la obra hasta que consigamos que nuestra memoria subconsciente y motora adquiera todos sus detalles.

    2-.  Técnica artificial. Se trabaja la memoria mediante asociaciones de conceptos e ideas que permiten acceder a la información almacenada en la memoria.

    3-. Técnica racional. Se analiza, estudia, clasifica y relaciona lo que se necesita memorizar con lo que ya se conoce, de manera que la memorización pasa a ser de largo plazo.