fbpx
00 34 91 005 92 36 comercial@escuelaelbs.lat
  • Português
  • 0 elementos

    Para escribir correctamente es necesario conocer el género narrativo al completo. No cabe duda que los fallos en la narración son muy habituales en personas que no practican constantemente o son principiantes en la escritura. Por ello, si quieres obtener los conocimientos para redactar textos adecuadamente o deseas especializarte en este campo profesional, no dejes de leer este post pues te contaremos todo sobre este género.

    Además, si lo que buscas es una formación específica, nuestra Maestría en Escritura y Narración Creativa es perfecta para ti. Conoce las normas de redacción y los tipos de géneros que existen a través de esta titulación.

    ¿Qué es el género narrativo?

    En el área de la literatura, los textos cuentan con distintas clasificaciones según el género en el que estén escritos. Esto hace posible que se comprendan mejor los textos y la finalidad de cada uno. Cuando hablamos del género narrativo nos referimos a uno de los más importantes del ámbito literario, en donde se relata un hecho o suceso, ficticio o real.

    A lo largo de la redacción narrativa se presentan personajes que cuentan con una descripción y un papel en el curso de la historia. Cada uno de estos personajes participan a partir de un punto de vista o perspectivas en las que se involucran sus emociones, pensamientos y personalidades.

    Y es que, narrar quiere decir: relatar o contar unos acontecimientos que componen la historia central. Por la complejidad y la cantidad de elementos que lo componen, con el tiempo han surgido distintas clases de géneros narrativos que se guían por unas características esenciales.

    ¿Cuáles son las características del género narrativo?

    En este género literario, el mundo creado es ficticio, aunque existen textos en los que se describen historias basadas en hechos reales. Aun así, una parte de esa narración suele ser inventada por el propio autor, pues siempre se aportan más episodios y detalles. Otras de sus características son:

    • En muchas de las narraciones se emplea la tercera persona para desarrollar el hecho, aunque en otras ocasiones se narra la historia en primera persona para profundizar más en lo que siente y piensa el/la protagonista.
    • Cuando nos encontramos un texto redactado con este género, en algunos casos se complementa con los diálogos y descripciones.
    • Cualquier texto narrativo básico dispone de tres partes para que su desarrollo sea correcto y comprensible: introducción o planteamiento, nudo y desenlace.
    • El género de la narración es tan amplio que podemos encontrar diferentes tipos de textos según las características de las que disponga, la estructura y la disposición de sus elementos.

    ¿Cuántos subgéneros narrativos hay y cuáles son?

    Dentro de los textos narrativos encontramos unos subgéneros narrativos que se diferencian entre ellos por unas características que los hacen únicos. A continuación, desarrollaremos las particularidades de cada uno y pondremos ejemplos para que puedas diferenciarlos sin problema.

    Cuento

    Se trata de una redacción breve que puede ser ficticia o real. Suele estar escrito en prosa y destaca por ser breve, con pocos personajes y una trama fácil de entender que lleva rápidamente al desenlace. Su finalidad es educativa, con unos personajes que tienen que resolver problemas para llegar a su objetivo, como el cuento de “Los tres cerditos”.

    Novela

    La novela es uno de los subgéneros narrativos más populares. Su redacción es en prosa y está narrada con hechos ficticios o a partir de hechos reales. Se caracteriza por contar con mucha más extensión que el cuento, tener una estructura compleja y con mayor cantidad de personajes. En este caso, un ejemplo muy conocido es el libro de “Matar a un ruiseñor”.

    Fábula

    Seguro que alguna vez has leído la famosa fábula de “La liebre y la tortuga”. Este tipo de narración es un relato breve y ficticio que tiene un fin didáctico y una moraleja. Es un género literario que se emplea para enseñar unos valores, por lo que suele orientarse al ámbito infantil y tener protagonistas que son animales.

    Crónica

    En este caso, el texto es periodístico y se desarrolla siguiendo un orden cronológico para contar una historia real. Se redacta mediante un lenguaje sencillo, personal y directo. Las crónicas, en la actualidad, se publican en diarios, revistas o se relatan en programas de televisión y podcast. También se transmite a través de libros, como la crónica conocida: “La crónica, ornitorrinco de la prosa”, de Juan Villoro.

    Reportaje

    Continuando con este sector, el reportaje consiste en una investigación periodística que tiene carácter informativo. El tema se desarrolla de forma extensa y detallada, más que una noticia. El acontecimiento que se expone suele ser de interés popular y se caracteriza por requerir bastante planificación para abordar sus etapas y toda la información obtenida. Un reportaje muy visitado es el de: La fiebre del aguacate. El fruto de la discordia en Michoacán”, de Gatopardo.

    Elementos de la narración

    Ahora que ya sabemos mucho más del género narrativo, vamos a conocer los elementos que lo componen y lo han convertido en uno de los géneros literarios más empleados en la actualidad. Los principales componentes de este género son:

    • Narrador: es la persona que relata los hechos de la historia. En este género, es posible hacerlo en primera o tercera persona. Este último puede ser externo (cuando cuenta los acontecimientos tal y como suceden), u omnisciente (al narrar las acciones y conocer los pensamientos y emociones de los personajes).
    • Personajes: son los que aparecen en la obra y participan en los acontecimientos que cuenta el narrador. Entre los personajes se encuentra el/la protagonista, quien lleva el peso y el papel principal en la obra. En algunos subgéneros, el número de personajes es bajo, pero en novelas más largas se suelen dar personajes principales y secundarios.
    • Trama narrativa: este concepto hace referencia a las acciones que se producen desde el inicio hasta el fin de la narración. Para las obras más largas, el argumento es complejo y mantiene al lector intrigado, mientras que hay otras en las que la trama es corta y sencilla. Estas acciones suceden en un tiempo y espacio determinados.
    • Ambientación: como intuirás, estamos hablando del lugar, la situación en la que se produce, el momento determinado y otros detalles de la trama. Esto aporta al lector una idea de lo que el autor quiere transmitir.
    • Temática: según el tema que trate y cómo estén desarrollado los elementos nombrados con anterioridad, la temática de la obra se puede clasificar en histórica, de terror, romántica, de fantasía, entre otras.
    • Estilo: cada autor se desenvuelve de una manera en la narración. Por consiguiente, el estilo es la forma de escribir del autor (uso de los recursos literarios, categorías gramaticales, empleo de adjetivos, usar pocos diálogos, etc.).
    • Diálogo: en el género narrativo, el diálogo lo mantienen los personajes de la obra para expresar sus ideas, emociones o sentimientos.